Porque todo puede cambiar de la noche a la mañana…

“La forja del destino” está disponible tanto en versión digital como en tapa blanda en AMAZON. Puedes comprarlo desde España siguiendo los enlaces que te ofrecemos a continuación, y desde el resto del mundo desde amazon.com:

TAPA BLANDA

VERSIÓN DIGITAL

Si quieres leer los primeros capítulos, pincha AQUÍ

SINOPSIS

Jan continuó su camino sigilosamente, pero el sonido de unas piedras deslizándose alertó a la joven, que extrajo un puñal de entre sus ropas y lo blandió amenazante con la fiereza reflejada en sus ojos negros de brillo felino.

-¡Tranquila, tranquila! –la instó Jan alzando sus palmas extendidas-. Perdona, no quería asustarte.

Keyra lo observó unos instantes con rostro inescrutable y regresó a la tarea que tan bruscamente había interrumpido.

-Creo que eres tú quien se ha asustado –comentó sin girarse.

-Sí –reconoció él sonriendo abiertamente-. No me esperaba que reaccionaras así.

Acostumbrado a los largos silencios que solían producirse cada vez que hablaba con ella, Jan se acomodó sobre una gran piedra mientras la chica lavaba la ropa en el arroyo.

-Keyra –contestó, pronunciando con cuidado su nombre -, sabes que tan solo quiero ayudarte.

El rostro de la joven, tiznado de negro y con salpicaduras de barro, mostraba una expresión indescifrable. Tan solo sus ojos delataban cierta reacción a las palabras de Jan.

-¿Por qué? –preguntó al fin.

-¿Y por qué no? Estamos en una situación parecida. Si no nos ayudamos entre nosotros, ¿quién lo va a hacer?

-No vas a conseguir nada de mí –le espetó ella.

-No me importa.

-Nadie da nada si no espera recibir algo a cambio.

-Quizás tengas razón –cedió él-. Sí que me gustaría conseguir algo de ti.

Los ojos de Keyra se nublaron con la desconfianza.

-¿Qué? –preguntó con un gruñido.

Jan clavó en ella una mirada intensa.

-Que me llames por mi nombre y que sonrías.

Aventuras, amistad, romance, batallas… La forja del destino cuenta la historia de Jan y Keyra; dos vidas paralelas en busca de un futuro que parece inalcanzable.

Anuncios